Menu

¿Cómo puede ayudarte la resiliencia?

¿Has escuchado hablar en alguna situación acerca de la resiliencia?

Los seres humanos afrontamos todo un cúmulo de adversidades de muy diferente índole. De hecho, son tantos los momentos negativos que podemos experimentar que no todo el mundo responde de forma idéntica a este tipo de situaciones por muy parecidas que pudieran parecerte.

¿Cómo es posible este fenómeno?

Lo cierto es que a nadie le gusta vivir experiencias complicadas de ningún tipo, salvo excepciones muy concretas por supuesto. Esto es así, porque lo negativo, en general, tiende a darnos miedo, generarnos inseguridad y otro tipo de reacciones que a nivel psicológico nos hacen apartarnos de este tipo de situaciones. No obstante, lo que se denomina como resiliencia puede ayudarte a afrontar una gran cantidad de situaciones de distinta forma, a como por ejemplo, lo hace cualquier otra persona que puedas conocer.

Cómo-puede-ayudarte-la-resiliencia

En cierto modo, la resiliencia no es más que una herramienta que capacita a las personas para afrontar de la mejor manera posible las diferentes experiencias negativas que han de vivir. No importa si por ejemplo, has terminado con tu relación de pareja y sientes que no estás preparado para continuar, perdiste un familiar que querías mucho o sin ir más lejos, tenías un lazo de unión muy fuerte con tu mascota desde hace ya bastantes años pero tristemente murió, la resiliencia te ayudará a afrontar este tipo de situaciones y otro montón más, de la mejor manera posible.

¿En qué consiste exactamente la resiliencia?

Los seres humanos no estamos preparados para sufrir diferentes tipos de dolor ante una gran cantidad de situaciones de lo más dispares. De hecho, por mero instinto de supervivencia, no hacemos más que alejarnos de este tipo de situaciones que pueden resultar realmente negativos para nuestras emociones.

Con el paso de los años, aprendemos que debemos ayudarnos de la resiliencia para afrontar una gran cantidad de contextos, porque queramos o no, hay vivencias que nos tocará vivir en un momento dado como por ejemplo, la pérdida de un ser querido entre muchas otras opciones.

No tiene nada que ver con ser personas duras ni nada así, simplemente de saber aceptar las diferentes experiencias y adaptarnos a los cambios que pudieran producirse en nuestras vidas. Ten en cuenta que como ser humano que eres, solamente tú eres el auténtico dueño de tus emociones, de lo que sientes, cómo lo sientes y si te aporta o no, un efecto negativo sobre tu realidad. No se trata de no sentir, sino de aprender a sentir saludablemente con ayuda de la resiliencia, en lugar de por ejemplo, hundirte ante las diversas situaciones adversas que pudieras vivir en un momento dado.

Por lo tanto, no te estoy diciendo que interpretes la realidad a tu antojo, la manipules, cambies o adquieras cualquier tipo de comportamiento que modificase la realidad para sentirte mejor contigo mismo, sino de ver lo positivo que se esconde detrás de cada circunstancia vivida, sufriendo lo necesario no más, escogiendo aquellas soluciones que puedan ayudarte a no hundirte, caer en una profunda sensación de tristeza insuperable y como consecuencia de todas estas actuaciones, no saber qué hacer.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR